Skip links

Crónica: Cala del Portitxol accesible (Susana)

Crónica. Cala del Portitxol accesible (Susana)

Salimos temprano, el sol tímido nos guiaba hacia un mar lleno de diversión.
La carretera dejaba atrás la ciudad y con ella sus miedos…
En la furgo, Hamu, Sandra y yo intentábamos arreglar la vida con buenas conversaciones y risas.
Jesús y Manolo, que también iban a participar en esta súper aventura, nos esperaban a las afueras de Valencia para continuar juntos el camino. Partimos hacia Xàbia, el cielo despejado nos regalaba calma azul…
Llegamos a la Cala Portichol, un pequeño paraíso de piedras blancas y aguas cristalinas.
Descargamos bolsas, sombrillas e ilusiones para todo el día, en primerísima línea de playa y con poquita gente.
Como no, nos acompañaban la silla oruga Ontrack y la silla adaptada para el baño de Rodem, la Tumboroller: El pack completo para un disfrute de sol y mar totalmente accesible y adaptado.
Una vez lo tuvimos todo descargado y montamos nuestro particular ”chiringuito accesible”, empezamos a disfrutar de la cala en todas sus facetas.
Llegó el momento de probar sus aguas azul turquesa. Yo entré primero al agua con la ayuda de Sandra y Manolo, mientras Hamu dirigía ” el operativo”. Todo estaba más que controlado y yo me sentía cual sirenita en el mar.
Al poquito entró Jesús y pudimos estar un ratito maravilloso. Los 5 estabamos disfrutando del agua. Un baño completamente accesible en un lugar así es vivir un sueño.
Cada uno a nuestro ritmo fuimos secándonos al sol en nuestro pequeño “campamento”.
Ahora, tocaba descubrir los diferentes rincones de esta playa natural surcando sobre las rocas con la silla OnTrack.
Me lancé a la aventura encima de la silla oruga. Con ella no hay piedras, camino y rampa que se resista. Aprovechamos para ir al wc adaptado del restaurante y ver las preciosas vistas desde allí.
A la hora de comer, vinieron un@s amig@s a visitarnos. Comimos junt@s y charlamos de lo bonito que era poder compartir una experiencia así sin barreras, sin prejuicios y con normalidad. Todo ello totalmente accesible y pudiendo disfrutar con tranquilidad y paz de un entorno natural tan salvaje.
Gracias a Hamu y a Turismo Adaptado V3 por brindarnos esta experiencia y demostrar que SI ES POSIBLE!
Susana

Leave a comment